joomlarulit.com

Cómo es la lujosa Trump Tower de Punta del Este

Un departamento de 100 metros cuadrados en la Trump Tower de Punta del Este cuesta 510 mil dólares. Es, en rigor, el más accesible. De ahí, para arriba, el precio puede alcanzar unos dos millones, dependiendo de la ubicación en alguno de las 154 unidades que ya se están comercializando. La construcción va por el piso 25 de 26. En la cima habrá un helipuerto.

En la base, exactamente al nivel del mar, una enorme piscina. En el fondo, casi en medio del bosque que hace de pulmón verde en la península, una cancha de tenis con control inteligente del clima y gradas construida bajo la supervisión de Martín Jaite. Lobby con piso de mármol, dos piletas climatizadas, una para nadar y la otra con hidromasajes, spa con duchas escocesas, sala de masajes, fitness center, kid's club, cine privado, restaurante gourmet, mini market, cava privada, áreas para hacer asado cerca del bosque. Estas son sólo algunas de las amenities incluidas en este edificio de lujo que ya empieza a tener forma.

Desde que Donald Trump comenzó su carrera presidencial, el interés por la Trump Tower se incrementó notablemente en Punta del Este. Si antes era un edificio más en construcción, hoy hay ómnibus de turistas que se paran a sacarse fotos con la obra y el enorme cartel con la marca que ahora es sinónimo de poderío político. Y según cuentan desde la empresa desarrolladora, hubo una reactivación del interés en las propiedades desde el invierno pasado hasta ahora.

Está vendido un 60% del edificio. "Tuvimos un año muy positivo, pese a las variables económicas de la región", dijo en diálogo con LA NACION Juan José Cugliandolo, director general de YY Development Group.

A la hora de definir al cliente que decide invertir en un departamento en la torre Trump, Cugliandolo resalta que se trata de aquel que busca "lo ultraexclusivo". "En edades estamos hablando de un perfil de entre 50 y 55 años. El profesional que busca este lugar como un destino para compartir con su familia, el empresario que quiere sumar en sus inversiones un producto que está fuera y escapa a toda crisis como es este. Es un público muy refinado, y que en la venta que hemos tenido, demuestra que más allá del amesetamiento, tuvimos temporadas muy exitosas, de entre 15 y 20 unidades por temporada, a 5600 dólares el metro cuadrado".

Y precisa: "El 80 por ciento es argentino. Como argentinos nos encanta el destino, está muy cerca y eso también facilita el ir y venir. Otro porcentaje es el público extranjero que ve en la marca una reserva de valor en real estate".

Durante el año, la carrera de Donald Trump a la Casa Blanca fue recibida con rechazo en la opinión pública latinoamericana a raíz de los comentarios del empresario sobre los inmigrantes. Sin embargo, y pese a la reciente amenaza de bomba que se identificó como falsa en la torre uruguaya, este clima no tuvo repercusiones negativas en la venta de la torre esteña. Así lo asegura Cugliandolo: "No hacemos política, hacemos edificios. La marca se hizo más conocida. Eso nos favoreció. Vendimos un 20% más que la temporada pasada".

http://cdn.thinglink.me/api/image/674774587501707265/1024/10/scaletowidth